martes, 24 de julio de 2012

¿Cuál es la diferencia entre técne y epistéme desde libro VI de la EN y el Libro I de la Metafísica de Aristóteles?


Aristóteles postula en la Metafísica que “la ciencia y el arte resultan de la experiencia” (Met., 981 a), mostrando que ellas son efectos de la misma causa y además señala que las dos están basadas en el conocimiento pues estudian las causas, “pero no es menos cierto que pensamos que el saber y el conocer se dan más bien en el arte que en la experiencia y tenemos por más sabios a los hombres de arte que a los de la experiencia… y esto porque los unos saben la causa y los otros no” (Met., 981 a -20), además la ciencia como estudio de la verdad exige el estudio de las causas, encontramos además, un postulado que demuestra la correlación de la técne con la epistéme “el ser capaz de enseñar es una señal distintiva del que sabe frente al que no sabe, por lo cual pensamos que el arte es más ciencia que la experiencia” (Met., 981 b -5) “Además, toda ciencia parece ser suceptible de ser enseñada, y todo lo que es objeto de ella, de ser aprendido. Y toda enseñanza parte de lo ya conocido” (EN 1139 b -25) y tanto técne como epistéme  hacen parte, de la parte racional del alma.
También se señala una primera diferencia en el momento en el que Aristóteles caracteriza la división de la parte racional del alma diciendo que “una [de las dos partes de la parte racional del alma], aquella con la cual contemplamos la clase de entes cuyos principios no pueden ser de otra manera, y otra con que contemplamos los que tienen esa posibilidad” (EN, 1139 a -5), a esa primera le llama episthmonikon y a la segunda logistikon, y una segunda diferencia en la Met. cuando dice que son más sabias “las ciencias teoréticas… que las productivas” (Met., 981 b -30), el problema es que cuando Aristóteles habla de las ciencias teoréticas que son las mismas contemplativas intenta hacer la distinción entre las científicas y las de producción, y además, como veremos más adelante la producción requiere la razón científica, además contempla aquello de cuyos principios puede ser de otra  manera.
Así pues las dos partes intelectivas del alma tienden a la verdad, las ciencias teoréticas o contemplativas [qewrein], corresponden tanto a la técne como a la epistéme, como cita el mismo Aristóteles, la diferencia es que, una se hace por inducción y la otra por silogismo o argumentación, la inducción [epagwghs] corresponde a lo que se trae (nos dirige a lo universal) al saber genérico, y el silogismo [sullogismw] entiende el cálculo, la cuenta, lo que ya ha recogido lo universal, el argumento lógico. En ese aspecto dice Aristóteles “la inducción es principio incluso de lo universal, mientras que el silogismo parte de lo universal. Hay, por consiguiente, principios de los que parte el silogismo que no se alcanzan mediante el silogismo; luego se obtienen por inducción” (EN, 1139 b -25) luego tanto la técne (silogismo o argumento) como la epistéme (inducción) están correlacionadas de alguna manera, esto entendiendo que la técne es una ciencia, pero ciencia menor, la ciencia de producción.
En el primer párrafo veíamos como Aristóteles señala una diferencia especialmente de forma entre técne  y epistéme, de forma respecto al señalamiento que hace de aquello observado, pues en el cap. 2 de la EN señala que el principio de la acción es el Hombre, la parte calculativa la relativa a la técne es la que estudia este principio, pues “la reflexión de por sí no pone nada en movimiento, sino la relfexión orientada a un fin y práctica; ésta en efecto, gobierna incluso al entendimiento creador, porque todo el que hace una cosa, la hace con vistas a algo, y la cosa hecha no es fin absolutamente hablando… sino la acción misma, porque el hacer bien las cosas lo que es fin y eso es el objeto del deseo” (EN, 1139 a 35 -1139 b 5), así pues después de mirar la diferencia entre los dos conceptos que estamos trabajando en cuanto forma, pero en cuanto a quién realiza las tareas señaladas por cada una de estas (sean o no movimiento) es el mismo, el principio es el hombre, el hombre es quien contempla y quien crea y pone en práctica.
¿A qué se refiere Aristóteles cuando divide los conceptos técne y epistéme de acuedo a los objetos que estudian?, pues mediante unos ejemplos mirarems: de aquello de lo que no puede ser de otro modo (lo que proviene de la naturaleza) como la geometría, sin importar donde se encuentre quien contempla al triangulo, el triangulo tendrá las mismas caracteristicas, en cambio un ejemplo posible para las cosas que pueden ser de otro modo es la médicina, se observa con satisfacción a que dos de los pacientes al consumir el mismo remedio teniendo los mismo síntomas se mejoran, pero puede ocurrir que eso no pase, que un hombre x con la misma sintomatología se le ofrezca ese remedio y no funcione, o en el caso del creador, del artista su obra u objeto producido se ve mediado por la naturaleza humana, el error, esto Aristóteles lo expone también en la EE libro VIII cap 1 donde las ciencias pueden errar, esto nos pone en la cuerda floja, Aristóteles señala que el fin es la felicidad, la contemplación de la divinidad, quien contempla es el Hombre;  así como el que crea es el Hombre, que se ve mediado por su naturaleza ante su desarrollo intelectivo, ¿qué hace que el otro, el que contempla, no lo este? O acaso si lo está y ¿la diferencia resulta casi nula en este aspecto?
 Aristóteles señala la necesidad del silogismo de la inducción y vicerversa, Aristóteles intenta disolver esta aparente contradicción señalando que la ciencia no se guia por semejanzas, luego solo es certero aquello que está al alcance de nuestra observación, “por tanto la ciencia es una disposición demostrativa… en efecto cuando uno tiene de alguna manera seguridad sobre algo y le son conocidos sus principios, sabe científicamente; porque si no los conoce mejor que la conclusión, tendrá ciencia sólo por accidente” (EN, 1139 b  30-35), eso significa que el cientifico teorico es mas sabio que el artista, pues el artista al conocer de forma silogistica,  casi diciendo que aquel que produce es operario pues no conoce sino algunos principios particulares, “la razón está en que la experiencia es el conocimiento de cada caso individual, mientras que el arte lo es de los generales, y las acciones y producciones todas se refieren a lo individual: desde luego el médico no cura a un hombre, a no ser accidentalmente” (Met. 981 a 15 - 20) y esté sera pues el director de obra y no el obrero manual, el científico accidental.
Aclarando esta diferencia debemos mirar ahora la siguiente afirmación de Aristóteles “por tanto, las disposiciones que más favorezcan en una y en otra [partes intelectivas del alma] la realización de la verdad, ésas serán las virtudes de ambas”, tenemos que la ciencia [epistéme] es una disposición demostrativa, y que además la técnica o arte [técne] es una disposicion racional para la acción [prakton] y otra para la producción [poihton] “no hay técnica alguna que no sea una disposición racional para la producción ni disposición alguna de esta clase que no sea técnica, serán lo mismo la técnica y la disposición productiva acompañada de la razón verdadera” (EN, 1140 a 10 ), así pues, las dos son disposiciones pero este factor común no las identifica sino que son virtudes de ambas, pues es evidente que cuando hay una diferencia no puede haber igualdad o identificación.
Antes de concluir debo decir que a pesar de que las disposiciones [apodeiktikos] en sí, hacen referencia a lo demostrativo, cada una de las partes del alma regidas respectivamente por ciencia o arte. Ésta última se distingue por la deliberación “ya que deliberar y calcular son lo mismo” (EN, 1139 a -15), y necesita como regla para obtener una deliberación buena que lo que diga la razón sea lo que el deseo persiga, y como dice Aristóteles esta clase de entendimiento y de verdad es práctica.
Así pues tenemos las herramientas y argumentos suficientes para concluir que efectivamente la ciencia y la tecnica obstan pero no distan, esto quiere decir que, se hace evidente que no son iguales por las tendencias que cada una tiene pero que efectivamente no son tampoco radicalmente contrarias, pues es indiscutible la relación que tiene la una con la otra, pero también la subordinación de la ciencia accidental con la ciencia necesaria, cada una de estas como disposiciones para la contemplación de la verdad, porque como explica Aristóteles hay cosas que la una no obtiene por si misma así que recurre la razón a la práctica y viceversa para obtener lo que necesita;  la causa de ellas es la misma eso explica porque en mi trabajo se puede observar un poco de confusión respecto a las similitudes pero la conclusión de la diferencia que hay entre ellas pudo ser concluida con una juiciosa observación de los argumentos aristotélicos.



Bibliografía

Aristóteles. (2009). Ética a Nicómaco. Madrid: Centro de estudios políticos y constitucionales.
Aristóteles. (2008). Metafísica. Madrid: Gredos.
Consulta
Aristóteles. (2002). Ética eudemia. Alianza editorial.
Miguel Balagué. (1953). Diccionario Griego – Español. Compañía bibliográfica española.
Florencio I. Sebastián Yarza. (1945). Diccionario Griego – Español. Ramón Sopena, S.A.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada